Es un proceso con una metodología donde se trabajan los elemento que frenan o que impiden el crecimiento  de la pareja que suelen ser: la mala comunicación, los malos hábitos, las creencias limitantes, bloqueos y miedos, estructuras de la personalidad muy marcadas que no dejan espacio al otro, mitos sobre la pareja ideal, roles fantasmas o roles internos, falta de compromiso.

También se trabajan las fortalezas y meta-habilidades (confianza, intimidad, respeto, apoyo…) de la relación para positivizarla y mejorar la comunicación. Es muy importante aprender a comunicarse de una forma asertiva; desde la necesidades de cada uno y aprender a hacer peticiones que pueden ser aceptadas o rechazadas.

Las sesiones duran 1:15 y se pueden hacer por skype (lourdes.bouton) presenciales o por teléfono. Se recomiendan 10 sesiones de coaching: 6 conjuntas y 3 por separado para cada miembre de la pareja. Los resultados están garantizados ya que las relaciones son inteligentes. Por mi experiencia si no se falsean los sentimientos y se trabaja todo lo anterior, la relación deja de estar estancada y va hacia un lugar diferente y siempre mejor.